Estancia Municipal del Adulto Mayor Vilcabamba

Loja, puerta de entrada al “Yaguarsongo”, “Jardín Botánico del Ecuador” que guarda el secreto de la longevidad en la parroquia Vilcabamba, tiene un gran número de sus habitantes que sobrepasan los 100 años de edad, gracias a la sistemática vida que llevan, al agua, al clima, la paz y a la tranquilidad que se respira en el ambiente, debido a esto surge la gran idea de convertir el antiguo parador turístico en un Centro del adulto Mayor y que mejor lugar que el valle de la longevidad.

El encargo del patronato de amparo social no fue un encargo normal el proyecto del centro de ancianos de Vilcabamba tenía una seria de limitaciones y retos que debía cumplir, la re-utilización de toda la estructura antigua, tratar de desarrollar un programa tan complejo y diverso como es el de un centro del adulto mayor, dentro de una estructura antigua que su uso era para hostería, limitaciones en presupuesto, la re-utilización de absolutamente todos los recursos que podíamos recuperar en buen estado como son puertas, closets, cerraduras, vigas de madera, planchas tipo teja, y por ultimo tratar de encontrar un lenguaje arquitectónico del lugar debido a sus delicados alrededores.

La propuesta presentada se desarrolla a partir de la utilización de 3 conceptos muy claros en el proyecto, el primero dar una respuesta equilibrada, contemporánea y precisa al lenguaje arquitectónico de sus alrededores por lo que la arquitectura del nuevo centro trata de superar su condición de pieza arquitectónica generando un orden urbano que establece un dialogo siempre de modo ligero y discreto con el lenguaje arquitectónico del lugar.

El segundo concepto que usamos fue tratar de analizar a fondo la edificación y su relación con el entorno inmediato natural ya que tiene una ubicación privilegiada con una vista panorámica espectacular de toda la ciudad de Vilcabamba y una vista directa al cerro más importante de la ciudad llamado Mandango, para esto decidimos de acuerdo a nuestra investigación dar una categorización al terreno debido a que por su ubicación es muy difícil ya que arquitectura y campo se superponen en el terreno por lo que lo denominamos como terreno intermedio, se renuncia al proyecto de arquitectura autónomo y tradicional proponiendo en su lugar un conjunto con clara vocación urbana donde todos sus espacios exteriores se relacionan de manera directa con su entorno natural inmediato, el carácter bajo y longitudinal que adquiere el edificio es fundamental para conseguir esta máxima integración con el paisaje.

Es importante señalar que se crea un edifico capaz de generar increíbles posibilidades desde el punto de vista ecológico y del compromiso medio ambiental, debido al termino de
reutilización de todas los componentes que se pudo rescatar de la edificación anterior y la utilización de paneles solares en las cubiertas de la edificación, cuestión básica pero en todo caso fundamental y emblemática para el futuro del centro de ancianos. Nuestra última responsabilidad añadida al proyecto y tercer concepto fue de ajustar superficies, es decir resolver metros cuadrados de programa en superficies ya proporcionadas por una edificación anterior y tratar de añadir sutilmente nuevas adiciones de superficies sin provocar ningún daño en la edificación actual, para lograr esto es importante señalar la utilización de un núcleo central del cual parten todas las actividades convirtiéndose en un generador de espacios, la importancia de la existencia de este eje conector es fundamental ya que se comportara como un espacio de unión,ventilación, de conexión e iluminación donde nos permite llevar el espacio exterior al corazón del edificio.